Warning: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, class 'collapsArch' does not have a method 'enqueue_scripts' in /homepages/35/d221050858/htdocs/blogwp/wp-includes/class-wp-hook.php on line 307

En ocasiones vemos borrosas las cosas que tenemos al fondo, mientras vemos con claridad las que tenemos delante,… aunque cuando hablamos en sentido figurado, suele pasar al revés,… que no vemos lo que tenemos delante, lo que se nos viene encima. Y no hay tantas amapolas como parece,… es que sólo es eso,… lo parece.

En fotografía al efecto de desenfocar el fondo se le conoce como “bokeh” mostrando un primer plano perfectamente enfocado y el fondo absolutamente desenfocado. Pues bien en este caso las circunstancias me han llevado a hacer todo lo contrario. Salí con la cámara al hombro buscando amapolas y estaban todas escondidas,… pero encontré una pequeña tierra perdida y para que pareciese que estaba toda plagada de amapolas me tumbé en el suelo, desenfoqué el primer plano y realmente parece que está todo lleno de amapolas,… pero realmente hay cuatro florecillas sueltas. Es la importancia del punto de vista.

La información EXIF es bastante esperable. F5,6, 1/400, ISO 50, y mucha focal: 150mm.

El tratamiento: el de siempre,… HDR del RAW, mejora de contraste por estrechamiento de histograma. Y a ver si soy capaz de acabar con estos halos que antes tanto me gustaban,… que ahora veo por todas partes y que no sé librarme de ellos sin que parezca una carnicería.

6 Respuestas a “No hay tantas”
  1. Astun dice:

    Me encanta Guti. Ya te echaba yo de menos. Cuando he salido últimamente al campo he pensado en ti, en lo bonito que estaba el campo con las amapolas y tu sin publicar ninguna foto. Gracias, artista.

  2. romerales dice:

    Lo mismo me pasa a mi con los relojes….

  3. Ángel dice:

    Sí, solo vemos lo que somos. Por eso tú vales tanto: ves esa belleza.
    Un abrazo (sin mariconerías)

  4. Guti Guti dice:

    Hola majetes:

    ASTUN: qué bueno que sigas pensando en mí, pues sigo teniendo algunas. Echa un ojo al http://www.parandoeltiempo.com que tengo puesta otra mu rechula.

    ROMERALES: a ver si el dolar nos hace un favorcillo y nos lo pone a huevo.

    ANGEL: me ruborizas Angelito, me ruborizas,… te digo como a ASTUN, echa un ojo al parandoeltiempo que creo que te gustará también.

    Muchas gracias a todos por pasar y dejarme aliento,… MUCHAS GRACIAS.

  5. EstheR dice:

    Lo importante es que aunke no haya tantas tu siempre las buscaras pra compartirlas.Muxas gracias por ello.

    -¡Cómo me gusta la primavera! –exclamó una margarita-. Gracias a nosotras, las margaritas, el campo está precioso.

    A su lado había una hermosa amapola que le dijo:
    -El campo está precioso en primavera, pero gracias a nosotras, las amapolas.

    – No digas tonterías –replicó la margarita, ofendida-. Yo soy más guapa que tú, con mi corazón amarillo y los pétalos blancos.
    -De eso nada. Yo soy mucho más guapa. Tengo unos grandes pétalos rojos y muy buen olor.
    Siguieron peleándose sin llegar a ningún acuerdo. Finalmente la amapola dijo:

    -Te desafío a contar cuántas abejas se posan en cada una de nosotras. La que consiga más abejas será la flor más bella.

    Las dos dijeron que habían ganado y siguieron discutiendo y tirándose de los pétalos.

    De pronto una lagartija que tomaba el sol en una piedra dijo:
    – ¿Queréis callaros?. No puedo descansar con vuestros gritos.
    -Dinos, lagartija, -le dijeron las dos flores- ¿quién es la más bonita de las dos?
    – Las dos erais bonitas antes, pero ahora estáis horribles con los pétalos arrancados.
    Las flores oyeron un extraño ruido: Ia, ia, ia,…
    – ¿Qué ruido es ese?
    – Es el rebuzno de un burro –contestó la lagartija.
    -¡Qué animal más feo!
    – Pues tened cuidado- dijo la lagartija- porque los burros comen flores y cuanto más bonitas más le gusta comérselas.
    El burro se acercó a las flores.
    – Oye, burro, si tienes hambre cómete a la amapola.
    – No le hagas caso. ¡Cómete a la margarita!, que ella dijo que era más bonita.
    – Estas flores parecen deliciosas- dijo el burro-. Voy a comerme a las dos.
    De repente, una abeja picó al burro en una oreja y se fue al galope.
    – ¡Qué suerte!. –exclamó la margarita- nos hemos salvado por los pelos, digo por los pétalos.
    – Hemos sido tontas. No debemos pelear más ni ser tan orgullosas.
    Desde entonces las dos flores fueron muy buenas amigas.

    Un besazo muy grande de parte de toda la Familia Gamundi para ti y Ana.OS EXAMOSSSS MUXOOOOOOOOOOO DE MENOSSSSSSSSSSSSSSS

  6. AMoral dice:

    Aunque no sean tantas, este año está todo el campo plagado de amapolas.
    ¿Y el árbol? con ese halo misterioso del que no te puedes librar, espectacular.

  7.  
Deja una Respuesta