De entre los colores el suyo es el rojo pasión y sangre, de entre los símbolos el de las espinas que se clavan al arrancala, al tocarla con la suavidad del terciopelo que sobre sus pétalos se derrama desde dentro.

Al igual que hace justo un año el parque de «El Retiro» me daba la excusa de contar al mundo la tranquilidad de haber vuelto, este año en que todo parece más complicado y difícil la excusa la tengo en casa, sin salir nada más que al patio en Tubilla, donde crecen cada año estas preciosas rosas.
No puedo llevar la sensación que tengo cuando la veo a ella al mirarme desde muy cerquita de mejor manera que enseñando una foto de una de ellas,… pero se parece mucho a acercarse a una de estas rosas y respirar muy profundamente y sentir su aroma dentro como a ella misma la siento tan cerca y tan bonita y tan dentro.

5 Respuestas a “Corazón”
  1. jose garijo dice:

    Estás hecho un poeta de la palabra y de la imagen 🙂

    Un abrazo

  2. tere dice:

    Muy bonita Guti, un besico muy fuerte

  3. Astun dice:

    Guti, preciosa rosa y de paso preciosa foto. A mi me encantan las rosas, su aroma, su suavidad… pero los que tengo yo en casa suelen estar plagaditos de pulgón (intentaremos este año estar más pendientes). Sin embargo este rosal tuyo se ve bien sano. Un besazo.
    Pd. ¿Te animas esta tarde-noche a ver el estreno del video clip de la biblioteca? Una butaca te está esperando.

  4. EstheR dice:

    Es preciosaaaaaaa y llena de hermosura gracias por ella.Me he acordado del libro de principito….El principito estaba pálido de cólera.
    —Hace millones de años que las flores tiene espinas y hace también millones de años que los
    corderos, a pesar de las espinas, se comen las flores. ¿Es que no es cosa seria averiguar por qué las flores pierden el tiempo fabricando unas espinas que no les sirven para nada? ¿Es que no es importante la guerra de los corderos y las flores? ¿No es esto más serio e importante que las sumas de un señor gordo y colorado? Y si yo sé de una flor única en el mundo y que no existe en ninguna parte más que en mi planeta; si yo sé que un buen día un corderillo puede aniquilarla sin darse cuenta de ello, ¿es que esto no es importante?
    El principito enrojeció y después continuó:

    —Si alguien ama a una flor de la que sólo existe un ejemplar en millones y millones de estrellas,
    basta que las mire para ser dichoso. Puede decir satisfecho: «Mi flor está allí, en alguna parte…» ¡Pero si el cordero se la come, para él es como si de pronto todas las estrellas se apagaran! ¡Y esto no es importante!

    Un beso muyyyyyyy grande EstheR

  5. Paco dice:

    De vez en cuando (menos de lo que gustaría) me asomo a tu página a ver con que maravilla nos vas a animar el día, y siempre lo consigues al transmitirnos un poco de la belleza de nuestro entorno.

    Un abrazo.

    Paco.

  6.  
Deja una Respuesta