Archivo de agosto 2016

DSCF4358 T1 peque blog

Hoy hace un año, (en este blog tengo muchos cumpleaños, eso es bueno) un año justito en el que muy temprano por la mañana ibamos a marcar la zona de aparcamiento para que todo el mundo pudiera entrar sin problemas con los coches y dejarlos en un rastrojo.

De vuelta, almorzar, que ya que habíamos madrugado,…. un poco de reponer, y algún retoque de peluquería.

Todo el mundo nos contaba que si muchos nervios, que si se te pasa en un “tris-tras”, que si no disfrutas de la gente, que esto,…. que lo otro.

Un ratito en la ermita con la sorpresa del dron y la foto cenital, y unas fotos entre los girasoles, y a juntarnos con todo el mundo en la “SuperFiesta”.

Comimos, y merendamos y cenamos y tomamos copas (y nos fallaron los varios kilos de gominolas que teníamos previstos).

Pero sobre todo muchos amigos juntos, eso es “mu” grande. Muchos no se conocían entre ellos, y aún así nos contáis que había mucho “buen rollo” y feeling entre todos, que se estaba agusto,… vaya!

Quisimos agradecer a todo el mundo su presencia allí, pero sobre todo: querernos, y así lo hicimos, un poquito por la mañana en mi “speech” sorpresa, y de manera más clara y concreta por la noche con un video con fotos de todo el mundo, con muchas fotos de mucha mucha gente que estaba mayoritariamente allí, celebrando con nosotros un buen día de fiesta.

Bueno, mi experiencia fue muy simple, me lo pasé muy bien, disfruté mucho de todo el mundo, el momento de más nervios al final fue un pequeño problemilla con el video sorpresa de la Ana por la noche, que por alguna razón había perdido el audio, un audio que me costó varios días de trabajo y que apenas unas horas antes de cerrar el ordenador funcionaba perfectamente, pero la informática hace estas cosas. Contra todo pronóstico cuando leí un pequeño texto en la ermita yo era el que menos nervios tenía encima.

Resultó una experiencia sin duda inolvidable. Muchos amigos,… muchos, nos han transmitido que sin duda alguna fue la mejor boda (fiesta) a la que habían asistido, y como esa era la idea,… pues muy contentos.

Al margen de que fue sin duda un honor y un orgullo poder juntar a tantos amigos, a la gente importante en nuestras vidas (y eso que a algunos no pudimos, por diversas razones, juntarles también), al margen de eso, era el momento de hacer de forma aún no oficial un gesto de inicio de vida en común, un gesto que queríamos compartir con los amigos.

Así que sí, el 1 de agosto de 2015, comenzamos un contador en el calendario de nuestras vidas que hoy esta de salto de cifra, hoy marca el primer año juntos, y hoy 1 de agosto de 2016, aquellos que aún conservéis la botella de vino deberíais hacer el mismo gesto que hace un año y que hoy vamos a hacer nosotros: brindar por un año, por un año más, por un año con la gente que queremos a nuestro lado, por un año cerquita entre nosotros, por que no vuelva a pasar otro sin juntarnos, por un buen año, y yo, además lo haré por mi primer año con la Ana, (espero que ella haga lo recíproco ;-)) con la que es de hecho mi compañera de la vida desde antes de este año, pero definitivamente desde este año.

PD, esta noche nos abriremos una botella a compartir entre los dos, y pienso que a va ser muuuucho vino para ambos. Si no respondemos al telefono no nos lo toméis a mal, es que estaremos buscando gamusinos.

 

Besitos a todos.

Comments 4 Comentarios »