Archivo de 2018

Estamos de cumple, uno más, aguantando, pero aquí.
Estrenamos los dos dígitos, el diez, el 10. Muchos ya.
La verdad es que hemos tenido de todo como bien sabéis.
De hecho no hace mucho que me he planteado dejarlo, dejar de publicar y dejar de pagar el hosting.
Siempre hay quien me anima a seguir adelante y algún que otro empujoncito para seguir en el candelero y aquí estamos.
En el examen de conciencia,… pues qué decir, que no voy haciendo los deberes, que me falta tiempo para muchas cosas y entre ellas está salir a hacer fotos, a buscarlas, a disfrutarlas mientras se ponen delante de ti para que las apuntes con la cámara, las enfoques, las calibres, las encuadres,… con lo que me gusta esto, y no le dedico el tiempo que debería.
Me propuse un mínimo de una al mes y no estoy cumpliendo, así que tendremos que rectificar esto y hacer un poquito más de algo que tanto me gusta y tanto disfruto.
También me he dado cuenta de que ya apenas trato las fotos, tan sólo un poco de revelado, muy poquito tratamiento y eso es no sólo una gran ventaja de cara al tiempo que lleva cada foto para el procesado, sino también una mejoría en la toma de la foto y en ese “no amañar” la foto, que tan criticado está.
Y como digo todos los años, esto es por vosotros, perdonadme que no os traiga más, y aguantadme un poquito que voy a intentar traer más de esto.
Y,…. GRACIAS.

Lee el resto de esta entrada »

Comments 4 Comentarios »

Cuando estaba dando por buena la entrada anterior, me di cuenta que venía un avión despacito hacia nosotros.

Pues un poquito de recorte y queda resultón.

Lee el resto de esta entrada »

Comments 1 Comentario »

Uno de estos días de lluvia, con el cielo gris, cerrado como para caerse sobre nuestras cabezas y lloviendo sin parar.

Pero en eso mismo está la magia, se abre un poquito el cielo, y aparece un poquito de azul al fondo, no mucho, lo justito para darle un toquecito de color. Pero también se abre otro poquito por donde el sol aún se escondía, y mientras siga lloviendo y el agujerito sigan en la misma línea tenemos uno de estos momentos mágicos, de esos que no podemos dejar de sonreir, de mirar, de señalar con el dedo a cualquiera que esté a nuestro lado, con esos 7 colores que nos enseñaban de pequeños y que eran,… eso: magia. Luego la ciencia y el instituto nos enseñarían que nada de nada, nada de magia, algo de refracción y de la luz y cosas de esas. Lo que la ciencia no nos ha quitado es eso, que lo vemos, y sonreímos, y miramos y señalamos con el dedo. Yo os lo traigo aquí, y además este es doble.

Que sepáis que los arco iris dobles suelen tener uno de los arcos un poquito más tenues y además con los colores invertidos, con el rojo hacia el interior y el violeta hacia el exterior.

Espero que os guste.

Comments 4 Comentarios »