depositosol2

Ahora es una biblioteca, y según me cuentan, mucha gente cree que el depósito fue la parte cilindrica del edificio, cuando en realidad es la otra gran nave con forma de caja de bombones (que os mostraré en la entrada Depósitos del Sol (II)). Está situado en la parte más alta de la ciudad, (cómo es lógico para un depósito de agua) y reconvertido a biblioteca en 2001, así que ahora se rellenan sus entrañas con libros y conocimiento en lugar de hacerlo con agua.

Para hacer esta y otras más fotos, he tenido que hacerlo en dos intentos, ya que un virus dió al traste con todo lo que se enchufaba en mi ordenador el día en cuestión (y eso incluye las tarjetas de memoria de la cámara). La suerte es que en el segundo intento el cielo era mucho mejor para fotografiarlo que la primera vez, en la que no había ni una sóla nube (un cielo mu soso para estas cosas). Sin duda estas me han gustado mucho más.

En cuanto a la foto, pues he hecho uno de esos HDRs que tanto me gustan, y he comparado entre varios métodos, este se basa tan sólo en una única toma RAW (hacía un viento tremendo que me movía y las tres tomas entre sí no coinciden) y luego, pues como siempre, ajusto el histograma para que el contraste mejore hasta el punto en que más me gusta.

La información EXIF es: ISO 100, F5, 1/800, 35mm. La cámara es la D300 y el objetivo es el Tamron 17-35 de Alfonso. Gracias majo.

9 Respuestas a “Depósitos del Sol (I)”
  1. EstheR SO o Gamundi dice:

    En un edificio tan bonito no me extraña nada que vivan los grandes sabios jijijijijijijij.Un besazo

  2. Juanma dice:

    Buen edificio y buen tratamiento. Para mi gusto le sobra toda la parte superior del cielo, que no aporta nada. Yo le habría pegado un buen tijeretazo a la parte de arriba 🙂

    Por cierto, no hay forma de hacer login… 🙁

    Saludos.

    Juanma.

  3. fonzo dice:

    Como que gracias? Oye que no era préstamo sino alquiler y todavia no he visto un centimo jejeje. Me alegro que te haya sido de utilidad. Y también me alegro que el segundo intento el cielo estuviese mejor. En este caso no hay mal que por bien no venga.

    Respecto a la toma, me parece muy original. No es la imagen habitual que tenemos del depósito. Los colores me gustan muchisimo y sobre todo el cielo. Ese cielo es increible. Asi que no te hagas el remolón y cuelga pronto la segunda parte.

    Un abrazo.

  4. Rubio dice:

    Buenas a todos…!!!
    Muy bonita la imagen, si señor, y sobre todo, al igual que al amigo fonzo, el cielo, espectacular…
    nunca me habia percatado de la cantidad de detalles que posee este edificio, puede ser dado a que mi presencia en las bibliotecas suele ser mas bien excasa…jejeje…Pero en esta en concreto e estado un par de veces(bueno…quien estado dice que e pasdo por la puerta…), y nunca me habia dado cuenta; seguro que con la segunda entrega sigo descubriendo cosas nuevas.
    Por cierto, no se puede poner todo el cielo igual de claro??me explico, en la parte superior de la fotografia esta el cielo un pelin mas oscuro que alrededor de lo que es en si el edificio…puede ser por lo que me explicaste un dia eso del cerco y demas?
    Bueno…ya me iras mostrando los entresijos de la imagen.
    Un saludo a todos…

    P.D. Lo de hacerte la pelota lo dejo para otro comentario…asi me obligo a entrar..jejeje
    P.D.2 No tomes replesalias…

  5. Ángel dice:

    Precioso Guti. Yo creo que la medida de un artista es cuando consigue ver y destacar la belleza de lo cotidiano. Eso es lo que haces tú, y más en esta foto.
    Gracias y un abrazo, Artista
    Ángel

  6. Guti Guti dice:

    ESTHER: Pues sí, es un sitio grande para gente “grande”. Jejejeejjee

    JUANMA: Pues hay cielo porque me gustó un montón, precisamente por eso no está cortado. Salvo esto me alegro de que te guste,… es para mi un honor que te guste el procesado. Gracias chato. En cuanto a lo hacer login,… me comenta alguna gente por ahí que con Firefox les da algo de guerra,… de todas maneras como es un módulo sobre el soft del blog voy a ver si lo soluciono.

    FONZO: Pues ya sabes que la idea de compra del objetivo era 50-50, pero no me chinches que no te lo devuelvo 😉 Los colores ya sabes son los propios de un HDR con un histograma comprimido, que ya sabes cuanto me gusta. Y el punto de vista,… pues entre las nubes y la perspectiva si que lo hacen un poco diferente. A ver si termino la segunda parte, que aunque tiene un punto de vista más “convencional” el procesado tiene mucha chicha, tal vez sea demásiado, pero esa será otra guerra.

    RUBIO: Yo que pensaba que tú eras hombre de letras, jejeje. El tema de los halos (que es eso de que alrededor de algunos objetos se vea una zona un poquito más clara) tengo que estudiarlo, es un efecto de este tipo de procesado en concreto, y a mi no me disgusta, pero si llama tanto la atención habrá que verlo con calma. Ya me explicarás eso de “todo el cielo igual de claro” a ver si nos entendemos.

    ANGEL: No me veo yo de artista no. Os enseño las fotos que me gustan y hago algunas para enseñaroslas, pero artista,… artista,… no me veo no. Pero me encanta que te gusten.

    Una vez más, daros las gracias por dedicarme un ratín, y a ver si os gusta la segunda entrega.

    Besitos y abrazos para todos.

  7. EstheR SO o Gamundi dice:

    Los grandes sabios te dicen :……No podemos esperar ser los mejores en todo ni que los demás sean como nosotros. Cada uno aporta su parte gracias a sus diferencias.

    XT-27 no era un robot cualquiera. Como bien decía su placa, “XT-27, el mejor y más moderno robot, era el modelo de robot más moderno de su generación, un producto realmente difícil de mejorar, y se sentía realmente orgulloso de ello. Tanto, que cuando se cruzaba con otros robots por la calle, los miraba con cierto aire de superioridad, y sólo reaccionaba con alegría y entusiasmo cuando se encontraba con otro XT-27. “Todos los robots tendrían que ser como los XT-27”, pensaba para sus adentros. Realmente, estaba convencido de que ningún nuevo robot podria superar los XT-27, y que el mundo sería mucho mejor si todos los robots fueran como ese modelo perfecto.
    Un día, caminaba por la ciudad biónica cuando de pronto apareció, justo a unos milímetros de sus sensores ópticos piezoeléctricos, (que eran unos ojos normales, pero a XT-27 le gustaba usar palabras muy raras para todo), una gran puerta amarilla. No sabía de dónde habría salido, pero por suerte, era un XT-27, y su rapidez le permitió evitar el golpazo. Intrigado, decidió atravesar la puerta, y fue a parar a una ciudad espectacular. ¡Todos sus habitantes eran XT-27, y todo lo que se veía era alucinante! Entusiasmado por haber encontrado la ciudad perfecta para él, anduvo recorriendo aquel lugar, presumiendo de ser un XT-27 y parándose a hablar con todos de lo genial que era ser un robot tan avanzado, y finalmente se instaló en su burbuja hiperplástica recauchutada (una casa), a las afueras de la ciudad.
    Los días fueron pasando, pero en seguida se dio cuenta de que en aquella ciudad había algo que no le gustaba. Como todos eran XT-27, realmente nadie tenía motivos para sentirse mejor ni más moderno que nadie, y de hecho nadie lo hacía. Ninguno miraba con aires de superioridad, y en el fondo, comprobó que con el paso del tiempo ni siquiera él mismo se sentía especial. Además, todo resultaba tremendamente aburrido: todos hacía todas las cosas igual de bien, era imposible destacar en nada; cuando se le ocurría algo que pensaba era brillante, a todos se les había ocurrido lo mismo al mismo tiempo.
    Así que XT-27 empezó a echar de menos a todos aquellos robotitos variados de su mundo, cada uno con sus cosas buenas y malas, pero distintos y divertidos, y se dió cuenta de que hubiera preferido mil veces encontrarse con un torpe pero divertido TP-4, y charlar un rato con él, que volver a cruzarse con otro XT-27.
    Así que comenzó a buscar la gran puerta amarilla. Tardó varios días, hasta que finalmente la encontró como la primera vez, justo en medio de una calle cualquiera. Apoyó la mano en la puerta, miró hacia atrás, como despidiéndose de aquel mundo que le había parecido perfecto, y con gran alegría empujó la puerta…

    Cuando despertó, XT-27 estaba en el suelo, y algunos le ayudaban a levantarse. No había ninguna puerta, sólo un enorme y brillante robot amarillo con el que XT-27 había chocado tan fuerte, que se le habían nublado los circuitos. XT-27, extrañado de no haber podido esquivar el golpe, miró detenidamente a aquel formidable robot. Nunca había visto uno igual, parecía perfecto en todo, más alto y más fuerte que ninguno, y en su placa se podía leer: XT-28, el mejor y más moderno robot.
    Así que lo habían conseguido. Aunque parecía imposible, los XT-27 ya no eran los mejores robots. Sin embargo, nuestro amigo no se entristeció lo más mínimo, porque segundos antes, mientras soñaba con aquella ciudad perfecta, había aprendido que estaba encantado de ser diferente, y de que hubiera cientos de robots diferentes, cada uno con sus cosas mejores y peores.
    Un besazo muyyyyyyyyyyyyy grande de parte de Pik, Alizia y Dario y nuestro

  8. Astun dice:

    Ahora corregido:
    Pues yo sí te veo un punto de artista. Ea.

  9. Guti Guti dice:

    Buenas noches a todo el mundo.

    ESTHER: de nuevo un cuento,… la verdad es que lo he visto y me he he asustado,… ¡vaya rollo! ¡demasiado largo! ¡buffffff! Pero viniendo de tí y encabezado por algo de los grandes sabios, pues que me lo he leído sin más. Una vez más me ha encantado, muy bonito. Y a alguno más en este hilo también me ha dicho que se lo ha leído y le ha gustado, a pesar de lo largo y lo que asusta ver tanta letra junta.

    Daos un beso muy grande vosotros también de mi parte.

    ASTUN: me ves un punto de artista porque me quieres, no sé yo si eso cuenta igual jeje. En cualquier caso seguiré intentando que esto te guste.

    Muchas gracias a ambas por comentarme y dedicarme un poco de vuestro tiempo.

    Besitos a las dos, y los demás que aunque no me escribáis me venís a leer.

    Besitos.

  10.  
Deja una Respuesta