Tenemos en Aranda un río que nos da el resto del nombre, un río que tiene a su paso por Aranda un paso de ensueño para el otoño, un paseo de ensueño para el otoño.

Con las hojas como alfombra y cortina del sol y el suelo, se cubre este paseo cada año entre amarillo y verde, y entre sus crujiditos rotos al pisarlas y verlas perder el vuelo, deberemos encontrar cada año un cuándo y un quién para caminar por el paseo de esta rivera, que tanto gustó a mi tocayo Machado.

5 Respuestas a “Banco y Paseo”
  1. Anónimo dice:

    ¡ahhhhh, me has pillado sensible y con nostalgia de “El barriles”, esos paseos al sol mientras hace ese frío que en cada paso te quita el aliento. La foto preciosa, como siempre. No hay nada como tener ojos.
    Un abrazo

  2. AMoral dice:

    Como de costumbre, una foto muy lograda. Los colores, maravillosos. Hoy es mi santo (que no cumpleaños) así que consideraré la foto como un regalo.

    Un abrazo.

  3. tere dice:

    Qué sitio más chulo! me gusta mucho esa fotografía. espero estés bien. besos. tere

  4. Angel dice:

    Una maravilla la foto y el texto, Guti.
    Un abrazo grande!

  5. Astun dice:

    ¡Qué paseo más chulo! Y disfrutar del sol del otoño un placer. Felicidades por la foto. Yo como Tere ¿estás bien? Que hace mucho que no envío besos.

  6.  
Deja una Respuesta