Este invierno está resultando muy cálido, tanto que a pesar de las cuatro o cinco veces que ha nevado, sigue siendo muy muy cálido. Llueve frecuentemente, tanto como para que no se tema por las reservas de agua en un par de años.

Pues bien, un día de estos de mucho llover, en una tregua con el agua, me llevó mi padre a ver unos árboles milenarios, que debían de estar amarilleando, resultó que no que estaban un tanto enfermos y tocados. Pero en el viaje desde Tubilla hasta los citados árboles aproveché para hacer algunas tomas interesantes,… y que varias de ellas ya conocéis,… son: [Viñas de Colores], [Puerta de Latas], [Arbol Solo] y  [Baya Colores]. A pesar de que fue una pena no poder ver los árboles milenarios en todo su esplendor,… si que parece que fotográficamente hablando fue un viaje aprovechado.

9 Respuestas a “Vereda en Otoño”
  1. Ángel dice:

    Esos colores, como de fuego, contrastando con el cielo nublado, qué hermosa tu foto! Gracias amigo, por poner tanta belleza a un lunes de mañana. Un abrazo grandote

  2. Carlos gilgamundi dice:

    Preciosa jo que colores….!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  3. Astun dice:

    ¡Hala qué bonito! Me molaría un poco más si en la tierra ya empezaran a salir los brotes, pero es una pasada. Me gusta el otoño, y el invierno, y el verano, y la primavera, pero las hojas de los árboles me vuelven loca.
    Preciosa foto.

  4. Tere dice:

    Tú sí que sabes captar la belleza que otros no percibirían aún teniéndola delante.
    besicos
    Tere

  5. José G. dice:

    Muy, muy bonitos los colores!!!…si señor 🙂

  6. EstheR dice:

    Es muy bonita y los tonos son preciosos.
    Una vez, hace mucho tiempo, empezó a hacer mucho frío porque el invierno se acercaba. Todos los pájaros que se iban cuando llegaba este momento en busca de sitios más cálidos ya habían partido. Sólo quedaba un pobre pajarito que tenía un ala rota. El pobre pensaba que si no encontraba pronto un lugar donde refugiarse se moriría de frío, miró alrededor y vio un montón de árboles que seguro que le prestarían cobijo.
    Saltando y aleteando cuando podía, llegó al bosque y encontró un árbol que le impresionó por lo grande que era y lo fuerte que parecía, era un roble, el pájaro le pidió permiso para refugiarse entre sus ramas hasta la llegada del buen tiempo. El roble le dijo, muy enfadado, que si le dejaba picotearía sus bellotas y le echó de mala manera.
    El pájaro vio un árbol precioso de hojas plateadas y tronco blanco, era un álamo y pensó que le daría refugio. Le contó su problema y el álamo le echó con cajas destempladas diciéndole que iba a manchar sus bonitas hojas y su blanquísimo tronco.
    Cerca de allí había un sauce que con sus largas ramas colgando hasta el suelo le pareció al pajarito que sería una buena casa para los fríos que se avecinaban. Pero igual que los demás le rechazó argumentando que no trataba nunca con desconocidos y pidiéndole que se marchara cuanto antes.
    El pajarito empezó a saltar como podía con su ala rota sin llevar un rumbo fijo, un abeto le vio y le preguntó que le pasaba, el pobre se lo contó y el abeto le ofreció sus ramas mientras le indicaba donde hacía más calorcito. El pájaro le explicó que sería para todo el invierno y el árbol le dijo que así tendría compañía. El pino, que estaba cerca de su primo el abeto, se ofreció para protegerle del viento ya que sus ramas eran más grandes y fuertes.
    El pájaro se preparo un lugar bien abrigadito en la rama más grande del abeto y protegido del viento por el pino se dispuso a pasar el invierno. El enebro se ofreció para que pudiera comer de sus bayas y no muriera de hambre.
    Estaba muy contento y charlaba con sus amigos, los demás árboles hacían comentarios despectivos sobre ellos.
    Aquella noche empezó a soplar el Viento del Norte fuerte y frío, iba pasando de árbol a árbol y sus hojas iban cayendo una tras otra. De pronto giró y se dirigió hacia donde estaban los amigos del pajarito, el Rey de los Vientos le frenó y le dijo que podía desnudar a todos los árboles menos a los que habían ayudado al pájaro.

    El Viento del Norte los dejó en paz y conservaron sus hojas durante todo el invierno y desde entonces siempre ha sido así.

    Un beso muy grande

  7. Guti Guti dice:

    Hola majetes, y buenas noches a todos.

    ANGEL: pues si majete,… con estos colores y esos cielos,…. pues si que sabemos sacar cositas adelante. Me alegro de que te haya gustado.

    CARLOS: si, si,… jejeje,… que bueno leerte,… que ya se que eso es que te mola.

    ASTUN: pues hija mía, si es que es invierno total,… y helando y nevando pues no hay muchos brotes en el suelo,… y tienes razón con las hojas de colores se puede uno volver mico mirando las hojas de tantos colorcetes que mola muchísimo.

    TERE: intentarlo lo voy intentando,… que lo consiga es otra cosa,… pero al menos a algunos de vosotros si que os van gustando.

    JOSEG: si si,… si que creo que son bien chulis.

    ESTHER: pues mucho me temo que estos no conservan sus hojas, ya que el cambio de color de estas es el evidente signo de que han detectado el invierno y las darán descanso hasta la siguiente primavera. Gracias por el cuento.

    Y como siempre digo,… muchas gracias a todos por pasar a verme.

    Besitos.

  8. Astun dice:

    Churri, es que por desear que no falte. De todas formas me gusta también todo ese barro. Hasta me están dando ganas de revolcarme (porque tiene que ser muy divertido), pero claro, te tienes que poner bonica… Que mejor dejo los baños de lodo para el spa.
    Besos

  9. Guti Guti dice:

    Hola ASTUN:

    La verdad es que me lo pones fácil,… así que con la descripción y actitud que describes no puedo por menos que imaginarte en bikini y en el barro,… incluso en una pelea de barro con otra austrohungara, jajajajajaja.

    ¿Sabes que pasa? que creo que soy muy poco imaginativo,… creo que todos los que te conocemos ya te hemos imaginado así alguna vez 😉 porque la verdad es que yo no me veo nada erótico si me pongo de barro hasta los ojos,… de hecho,… imagina a Angel o a mi en el barro,…. jajajajajajajajajajaja, nos ibamos a reir, y mucho

    Muchas gracias por pasarte otra vez y por comentar una vez más,… muchas gracias.

    Besitos.

  10.  
Deja una Respuesta